Un trabajador de almacén ha dejado su trabajo y se ha jubilado a los 35 años tras invertir alrededor de US$8 mil en la criptomoneda Shiba Inu, inspirada en los memes.

La arriesgada apuesta convirtió a este marido y padre de familia en millonario en menos de un año, según Fortune, después de que el precio de la moneda se disparara en más de un 700.000 por ciento en 2021.

El exgerente de almacén de supermercado, que dijo llamarse Rob para mantener el anonimato, declaró para la revista que se interesó en Shiba Inu después de leer el libro blanco de la moneda, llamado “woofpaper”.

El woofpaper, escrito por el creador de Shiba Inu con el seudónimo de Ryoshi en agosto de 2020, describe cómo la criptomoneda se basa en la red Ethereum para servir tanto de moneda como de plataforma descentralizada para tecnologías como los contratos inteligentes.

También afirma que es un “experimento sobre la construcción de una comunidad espontánea descentralizada”, y añade que “los Shiba Inu son perros increíbles” (la misma raza de perros que inspiró la criptomoneda dogecoin).